FORMENTERA E IBIZA

SEPTIEMBRE 2020

Como todos sabemos el verano de este año iba a ser totalmente impredecible, tal y como se presentó la situación en el mes de marzo y cómo fueron surgiendo los hechos, nos quedó claro que no había otra opción que ir adaptándonos a los cambios según se fuesen danto.

Pero aún así, en pleno confinamiento, sin poder salir de casa y con más tiempo libre del que solemos tener, encontramos unos vuelos a un precio inmejorable, además de que las compañías de vuelos ofrecían la posibilidad de cambio de fechas de los vuelos seleccionados sin coste adicional, así que no nos lo pensamos y reservamos. ¿Somos los únicos que planeamos vacaciones estando confinados?

Y así fue pasando este verano tan atípico, con miles de imprevistos relacionados con el viaje: cambio de horario de vuelo de ida, cancelación de vuelo de vuelta, cancelación por cierre de un hotel y un apartamento… Y por fin llegó el 11 de septiembre, fecha marcada en nuestro calendario desde el día 1 de enero del 2020 porque Tamara cumplía ¡¡VEINTIDIEZ!! y también porque empezaban nuestras vacaciones, íbamos a pasar 9 días entre Formentera e Ibiza.

Si quieres saber un poco más, a continuación os explicamos detalladamente día por día.


GUÍA FORMENTERA E IBIZA EN 9 DÍAS

Día 1 – Viernes 11/09/2020 : Madrid – Ibiza – Formentera
Día 2 – Sábado 12/09/2020: Formentera
Día 3 – Domingo 13/09/2020: Formentera
Día 4 – Lunes 14/09/2020: Formentera- Ibiza
Día 5 – Martes 15/09/2020: Ibiza
Día 6 – Miércoles 16/09/2020: Ibiza
Día 7 – Jueves 17/09/2020: Ibiza
Día 8 – Viernes 18/09/2020: Ibiza
Día 9 – Sábado1909/2020: Ibiza – Madrid
Transportes, Hoteles y Restaurantes


Día 1 – Viernes 11/09/2020 : Madrid – Ibiza – Formentera

La salida del vuelo estaba programada para las 09:20h pero preferimos ir con tiempo ya que no sabíamos que controles había que pasar y si se iba a demorar el acceso (y también porque ya sabéis cómo es Rubén de nervioso).

Al llegar al aeropuerto no hubo ningún control mayor a los habituales. Así que tuvimos tiempo de tomarnos un desayuno y empezar el viaje y el cumpleaños de Tamara como se merecían.

El acceso al avión se produjo por filas, y con la compañía Vueling es obligatorio la facturación de todo el equipaje de mano, por lo que nadie podía subir con maletas a la cabina del avión. Así se consigue un embarque y desembarque más rápido y con menos contacto.

Madrid Barajas
Madrid Barajas

Como es lógico, la mascarilla es obligatoria en todo momento, tanto en el avión como en el aeropuerto.

A las 10:15h aterrizamos en Ibiza y nos fuimos directos a coger un taxi que nos llevase al puerto para dirigirnos a Formentera.

Para realizar el trayecto Aeropuerto de Ibiza – Puerto de Ibiza hay varias opciones:
BUS: la línea L10 conecta el aeropuerto de Ibiza con el puerto. Es la forma más barata pero también la más lenta (frecuencia cada 20 min en verano y trayecto de 30-40 minutos).
TRANSFER: se puede reservar el traslado en vehículo privado (Civitatis).
TAXI: fue nuestra opción, ya que el precio son entorno a los 16-18€ y es la forma más rápida (trayecto 10 minutos).

Puerto de Ibiza
Puerto de Ibiza

El trayecto Puerto de Ibiza – Puerto de Formentera lo realizan múltiples navieras (Trasmapi, Balearia, AquaBus, Mediterranea Pitiusa, etc.) y tiene una duración aproximada de media hora.

Nosotros elegimos Balearia ya que si se viaja sin vehículo únicamente es necesario comprar el número de billetes de los viajeros que vayan a realizar el trayecto, sin selección de día ni hora, y tampoco es necesario pasar por taquilla antes de acceder al barco. Por lo que cuando llegas al puerto, los barcos salen cada media hora, solo hay que mostrar el código QR que te envían en la confirmación y se accede al barco.

A la llegada al puerto de Formentera habíamos reservado una moto con la empresa Formotor. Tanto la recogida como la atención fueron muy buenas y no tuvimos ningún problema durante la estancia con la moto.

Balearia Ibiza - Formentera
Balearia Ibiza – Formentera
Moto de alquiler Formotor
Moto de alquiler Formotor

Una vez equipados con la moto que iba a ser nuestro medio de transporte en Formentera nos dirigimos al hotel, habíamos reservado en Insotel Hotel Formentera Playa durante 3 noches con desayuno incluido, en una habitación tipo estudio para disponer de cocina donde poder preparar alguna cena rápida. Dejamos el equipaje, nos pusimos los bañadores y rumbo a descubrir esta maravillosa isla ♥.

La primera cala que visitamos fue cala Saona, ubicada al oeste de la isla, y es una de las imprescindibles por sus aguas color “azul Formentera”, su paraje lleno de acantilados donde seguro encontrarás un hueco donde estar solo, su increíble fondo marino para practicar snorkel, además desde aquí podrás contemplar una de las mejores puestas de Sol de todo el Mediterráneo.

Pasamos lo que quedaba de mañana en esta maravillosa cala, comimos unos bocadillos allí mismo y disfrutamos parte de la tarde intentando grabar ese color en nuestras retinas para siempre.

Como teníamos una cena especial de celebración de 30 cumpleaños reservamos en uno de los restaurantes más recomendados de la isla: La Fragata, pero antes de ir a cenar quisimos aprovechar para ver el atardecer en la pasarela de madera que recorre la Playa de Migjorn, un paseo muy romántico y es la zona con menos contaminación lumínica de la isla, por lo que podrás ver miles de estrellas a tu alrededor.

Día 2 – Sábado 12/09/2020: Formentera

El día empezó con un buen desayuno en la terraza del hotel y una vez habíamos cargado energía para todo el día, cogimos nuestra moto y fuimos a recorrer la zona del este de la isla.

Empezamos yendo hasta el Faro de la Mola, en el final oriental de la isla. Es uno de los puntos más impresionantes de Formentera, se encuentra situado literalmente en el filo de un acantilado de 120 metros sobre el mar y con fabulosas vistas. Si sois de los que os gustan ver los amaneceres, este es vuestro sitio, con todo el mar Mediterráneo frente a vuestros ojos… ¡aparecerá el sol!

Faro de la Mola (Formentera)

Muy cerquita, en El Pilar de la Mola, se encuentra el Molí Vell de la Mola. Aparece en todas las guías de viaje sobre la isla y no podíamos perdernos la visita. Data del 1778 y fue uno de los últimos molinos de Formentera que estuvo en funcionamiento.

También en El Pilar de la Mola podéis encontrar el Mercadillo Hippy Market de La Mola (todos los miércoles y domingos entre mayo y octubre) con objetos exclusivamente realizados a mano por artesanos.

Entre Es Caló y El Pilar de la Mola hay una parada obligatoria que es en un lado de la carretera, justo a la altura del Restaurant El Mirador, ya que es uno de los puntos más altos de la isla y desde aquí hay unas vistas increíbles de la silueta de Formentera con Ibiza de fondo.

Una vez finalizadas estas visitas nos pusimos rumbo a la primera cala del día: Es Caló d’Es Mort, para nosotros la cala más bonita de Formentera. Pequeña, con aguas cristalinas, y a pesar de ser bastante turística aún conserva ese punto salvaje. Aunque no veas un sitio para dejar la toalla en la zona de arena, en todos los acantilados de alrededor podrás dejar tus cosas y lanzarte al agua a ver ese increíble fondo marino.

Para acceder a ella hay que seguir las indicaciones de Google Maps, y aunque llegado a un punto en el que el camino se hace más arenoso veréis una señal de “Prohibido el Paso excepto Residentes”, esa señal no es legal según nos indicó la Guardia Civil, por lo que se puede acceder hasta un “pequeño parking“. Nosotros no tuvimos problema para dejar la moto, pero si se accede en coche es recomendable ir a primera hora ya que únicamente había sitio para muy pocos coches.

Caló d’Es Mort (Formentera)

Después de pasar mucho rato con las gafas y el tubo practicando snorkel nos volvimos a subir en nuestra moto para cruzar al otro extremo de la isla, aunque la realidad es que la distancia eran poco más de 2km en este punto de la isla, y llegamos a Ses Platgetes tres arenales unidos por una pasarela de madera donde disfrutar del sol, la playa y las aguas cristalinas.

Nosotros dejamos la moto en Carrer dels Pescadors, en Es Caló, que hay un parking de motos y taxis y fuimos andando por la pasarela de madera, disfrutando de las vistas hasta que encontramos el sitio perfecto donde ubicarnos. Aprovechamos para comer en la playa nuestras ensaladas y disfrutamos de la brisa, el sonido del mar y ese color azul del agua.

Antes de volver al hotel quisimos aprovechar para ir a Es Arenals, está situada en la zona de Migjorn. Es una playa larga y ancha donde además sus aguas tienen muy poca profundidad y son completamente cristalinas.

Ses Platgetes (Formentera)
Ses Platgetes (Formentera)
Es Arenals (Formentera)
Es Arenals (Formentera)

Hay que tener en cuenta que si en una costa hay viento y olas, justo en en el otro lado de la isla estará el viento en calma y el mar tranquilo. Así que siempre se va a poder encontrar una cala o playa donde pasar un rato inolvidable.

Si tenéis la posibilidad de quedaros a dormir en Formentera a partir de las 18:00h disfrutaréis de la isla prácticamente vacía, y, por supuesto, de sus mágicos atardeceres. Nosotros no quisimos perdernos ni un atardecer, por lo que después de una reponedora ducha nos fuimos a Punta Rasa, cerca de Cala Saona, para ver la puesta de sol.

Dejamos la moto aparcada cerca de Punta Rasa Formentera Apartments y desde ahí fuimos andando por el acantilado hasta el saliente más occidental. Llegamos con tiempo suficiente para poder ver el sol caer lentamente y así terminó este maravilloso día en la que ya se había convertido en nuestra isla preferida.

Día 3 – Domingo 13/09/2020: Formentera

El día de hoy se podría resumir de una forma rápida: playa, playa y más playa.

Habíamos reservado el día entero para disfrutar la playa más icónica de Formentera. Ha sido declarada en más de una ocasión como una de las playas más bonitas del mundo, y sin duda, Ses Illetes es ¡un auténtico paraíso!

Esta playa se sitúa dentro del Parque Natural de Ses Salines de Formentera, son más de 450 metros de playa que se dividen en dos debido a una pequeña zona rocosa que se encuentra en medio, por lo que se puede disfrutar de arena blanca y aguas transparentes a cada lado.

Para acceder al parque natural en coche o moto, hay que abonar una pequeña tasa a la entrada, nosotros pagamos 3€ por moto y te da acceso a todo el parque natural durante todo el día, por lo que si quieres moverte de una zona controlada a otra no tires tu ticket. El acceso a pie, en bicicletas, vehículos eléctricos, personas con movilidad reducida y vehículos de residentes es gratuito.

Una vez pasado el control y pagada la tasa se va recorriendo todo el parque natural por un único camino e irás encontrando diferentes zonas para aparcar. Nosotros fuimos hasta el final de la vía, que se llega hasta el último parking y desde ahí se accede a la nuestra zona favorita.

Dejamos nuestras cosas y nos fuimos a recorrer toda la lengua de arena hasta llegar al punto más al norte, desde donde se ve la Isla de Espalmador. Una isla pequeñita sin habitantes con unas playas de arena blanca y un mar de aguas azules. No hay ninguna construcción y sus visitantes mayormente son yates de lujo. De no ser por las corrientes marinas se podría acceder andando o nadando desde Formentera, algo que está prohibido debido a la peligrosidad. Aunque si la marea está baja puedes aprovechar para sentarte y las olas te acariciarán por ambos lados.

El resto del día lo pasamos entre baño y baño, paseo por la orilla del mar y lectura bajo un cielo completamente despejado.

Ses Illetes (Formentera)

Era nuestra última noche en Formentera, así que no quisimos perdernos nuestro último atardecer. Nos arreglamos y fuimos al Faro Cabo de Barbaria es el punto situado más al sur de las Islas Baleares, y uno de los lugares más visitados y atractivos de la isla.

Hay que tener en cuenta que en época estival no se puede llegar en vehículo motorizado, el acceso se encuentra restringido por una barrera y en el terreno adyacente hay habilitado un aparcamiento para coches y motos. Nosotros dejamos la moto y desde allí fuimos andando durante unos 25 minutos por un camino asfaltado.

Faro Cabo de Barbaria (Formentera)

Además del Faro hay otro punto de interés en la zona: La Cova Foradada, un pequeño agujero en el suelo por el que pasarás por una gruta que conduce a un balcón sobre el mar.

Una vez conocidos los puntos de interés y hechas unas cuantas fotos, nos sentamos al borde del acantilado a disfrutar de otra puesta de sol ♥.

La cova foradada (Formentera)

Día 4 – Lunes 14/09/2020: Formentera- Ibiza

Era nuestro último día en Formentera pero decidimos quedarnos en la isla hasta por la tarde que cogeríamos el ferry para volver a Ibiza. Así que teníamos todo el día para seguir descubriendo lugares únicos.

Empezamos visitando la Cala Envasté, una pequeña cala situada al noreste. Es perfecta si lo que buscas en una cala rocosa para hacer snorkel, las vistas son espectaculares pero no es muy cómoda para el baño. Pero si lo que buscas es una cala donde poder estar solo, ¡este es tu sitio!

Teníamos apuntadas algunas calas más para visitar como Es Pujols o Ses Canyes pero finalmente decidimos volver a repetir en Ses Illetes y disfrutar de nuevo de ese paraíso.

Antes de volver al hotel para recoger las cosas quisimos parar en Sant Francesc y pasear por el pueblo viendo el encanto de sus calles, con casas blancas y pequeñas tiendas de estilo mediterráneo.

Y no perder la ocasión de tomar un helado en La Mukkeria, la heladería más famosa de la isla, y podemos asegurar que son unos de los helados más buenos que hemos probado.

Salimos del hotel y pusimos rumbo al Puerto de la Savina cargados con las mochilas, la sombrilla, las gafas y los tubos del snorkel, la bolsa de la playa… ¡Y todo eso en la moto! Y encima tuvimos que parar a echar gasolina para devolver la moto con el depósito lleno, ¡un show!

Devolvimos la moto en Formotor sin ningún tipo de problema, cogimos el ferry de Balearia a las 18:00h y en media hora estábamos en el Puerto de Ibiza.

Habíamos reservado el coche de alquiler para los 6 días que íbamos a estar en Ibiza con Centauro en la oficina del aeropuerto, por lo que teníamos que ir desde el Puerto de Ibiza al aeropuerto. En un principio, pensábamos ir en el bus urbano, pero finalmente cogimos un taxi, ya que íbamos muy cargados y así fuimos más cómodos y el tiempo de trayecto fue menor.

En Centauro la recogida del coche fue muy rápida, y en apenas unos minutos íbamos dirección a nuestro hotel: Amàre Beach Hotel Ibiza situado en Sant Josep de sa Talaia, al oeste de la isla. Nada más llegar nos sorprendió gratamente y todo fue mejorando con el paso de los días.

Teníamos incluida media pensión con la reserva así que después de arreglarnos bajamos a disfrutar de una exquisita cena en la terraza y aprovechamos para tomar algo en la azotea del hotel.

Día 5 – Martes 15/09/2020: Ibiza

Empezamos el día prontito, teníamos muchas cosas pensadas para hacer así que cogimos fuerzas con un increíble desayuno.

Las primeras calas que visitamos fueron Cala Salada y Cala Saladeta porque habíamos leído que si no se llega a primera hora es complicado aparcar el coche. En nuestro caso no hubo problema de aparcamiento y seguía habiendo sitios libres cuando nos fuimos a media mañana.

Son dos calas en una, por una parte Cala Salada, de fácil acceso y con servicios. Y por otra, en el otro extremo, Cala Saladeta a la que se accede o bien por un camino por encima del acantilado entre los pinos, o por abajo, sorteando las rocas. Ambas con increíbles aguas cristalinas color turquesa rodeadas de acantilados, con arena fina y dorada.

Nosotros elegimos pasar la mañana en Cala Saladeta, la ida la hicimos por abajo escalando por las rocas, pero la primera opción es más sencilla y segura. Además, por arriba, se disfruta de unas maravillosas vistas.

Después de disfrutar cogimos de nuevo el coche para seguir conociendo calas del oeste de la isla. Fuimos directos a Cala Gració y su hermana pequeña Cala Gracioneta. Ocurre lo mismo que con las anteriores, desde Cala Gració se llega a través de un sendero a Cala Gracioneta, ambas con aguas transparentes y calmadas que parecen una piscina.

Estuvimos comiendo en Cala Gració en el Restaurant Sa Bresca, un chiringuito a pie de playa con buena relación calidad-precio aunque, sin duda, lo mejor son sus vistas a la playa.

Después nos fuimos a Cala Tarida, dispone de un amplio aparcamiento y se accede bajando por unas escaleras. Esta cala guarda un tesoro, si vais caminando por un sendero a la izquierda del arenal, iréis viendo como os alejáis poco a poco de la playa (las vistas desde ese punto son inolvidables). Cuando el terreno desciende (aproximadamente a unos cien metros) se pierde la visión de la playa y aparece ante nuestros ojos una pequeña cala de aguas cristalinas rodeada de casetas. ¡No te la pierdas!

Después de tanto sol y sal quisimos irnos a relajarnos tranquilamente a la piscina del hotel. Nos dijeron que desde la azotea había unas vistas al atardecer que no nos podíamos perder, así que estuvimos en la infinity pool hasta que el sol se escondió con una maravillosa puesta de sol.

Azotea Amàre Beach Hotel Ibiza

Durante los meses de verano, de sábado a martes, tiene lugar el El Night Market de Las Dalias, una de las atracciones turísticas más importantes de la isla. El Mercadillo de Las Dalias está situado entre Santa Eulalia y San Carlos, en uno de los laterales de la carretera. Para aparcar hay diferentes zonas de aparcamiento de pago justo al lado del mercadillo, a nosotros nos costó 3€ y no hay límite de tiempo. Quisimos aprovechar esa noche e ir a visitar el mercadillo, ya que su horario es de de 19:00h a 00:30h.

Mercadillo Las Dalias de Ibiza

Día 6 – Miércoles 16/09/2020: Ibiza

Para este día teníamos apuntadas dos calas en el norte de la isla, así que decidimos aprovechar e ir a pasar la mañana a esas dos calas de nuestra lista de sitios que no nos podíamos perder.

Disfrutamos de un buen desayuno en el hotel, cogimos el coche y llegamos a Cala Xarraca, muy conocida por los amantes del buceo, ya que tiene una de las aguas más claras de Ibiza y con más variedad de fauna marina.

Esta cala cuenta con dos tramos, el primero de ellos, es el que da acceso a la playa desde el aparcamiento, es de arena fina y dorada, además está resguardado por un acantilado que en días de viento se agradece. Por otro lado, a la derecha de la cala, tras unas rocas, hay un pequeño camino en el que se esconde la zona de los varaderos (casas tradicionales de pescadores).

Uno de los atrayentes de Cala Xarraca es su famoso columpio, se ubica en la zona de los varaderos, aquí no hay ningún lugar para tumbarse en la arena, por lo que es menos concurrido que la zona de la playa. Para acceder al columpio se puede bajar desde la carretera de Portinatx, nosotros dejamos el coche en una zona ensanchada del arcén y no tuvimos ningún problema, aunque tampoco estuvimos mucho tiempo.

La siguiente cala que queríamos visitar era Cala d’en Serra, ya que es una de las calas con más encanto de la isla, es muy poco conocida, está rodeada de naturaleza y cuenta con un agua transparente bellísima y donde darse un baño es muy gratificante. Eso sí, ¡llévate cangrejeras! porque el acceso es de piedra.

El acceso es un por un camino de tierra que no está en perfectas condiciones, por lo que mucha gente decide dejar el coche en la parte superior del camino y bajar andando. Hay que tener en cuenta que el desnivel es alto y el terreno resbaladizo, así que lo mejor sería ir con el calzado adecuado, y sobre todo, para la subida no olvidar llevar agua.

A pesar de que vimos que el camino tenía bastantes piedras y baches, nosotros pudimos bajar el coche sin problema hasta casi el final del camino, donde vimos que empezaba a complicarse, ahí dejamos el coche y terminamos de bajar a la cala caminando.

Pasamos el resto de la mañana en esta maravillosa cala, para nosotros, ¡una de las que no te puedes perder!

Habíamos leído de un bar de bocadillos muy famoso en el centro de la isla, el Bar Costa en Santa Gertrudis, con una impresionante colección de cuadros en el interior. Así que como nos pillaba de paso de vuelta al hotel, decidimos parar a comer aquí.

Bar Costa (Santa Gertrudis – Ibiza)

Queríamos ir a ver el atardecer al mirador más conocido de Ibiza, pero como aun era pronto fuimos a la piscina del hotel a descansar un rato antes de arreglarnos para irnos a ver la puesta de sol.

Fuimos al Mirador Es vedrá una explanada ubicada en un punto estratégico desde el que ver un atardecer precioso. Es un lugar bastante concurrido, por lo que recomendamos ir con tiempo. Para llegar hay que caminar unos 15-20 minutos desde el aparcamiento que se encuentra al principio del camino.

A pesar de ser un sitio con unas vistas increíbles a nosotros no nos terminó de convencer, ya que teniendo en cuenta la situación particular de este verano, había mucha gente sin respetar la distancia mínima recomendada, y además no había una atmósfera de tranquilidad para disfrutar del atardecer (música a todo volumen con altavoces, grupos de muchas personas juntas bebiendo y sin mascarillas, etc.).

Mirador Es Vedrà (Ibiza)

Día 7 – Jueves 17/09/2020: Ibiza

El día amaneció muy nublado, pero igualmente quisimos aprovechar para disfrutar de algunas de las calas del este de la isla. Habíamos agrupado los puntos de este lado de Ibiza que queríamos visitar para aprovechar y conocer todos ellos el mismo día.

Después de otro impresionante desayuno en la terraza del hotel, cogimos el coche y empezamos el día visitando Cala Llonga, ubicada en una de las principales zonas turísticas de Santa Eulària. Es una cala amplia, de arena fina y el entorno es espectacular, se encuentra bordeada por una pintoresca bahía con colinas de frondosos bosques de pinos a ambos lados. El acceso es muy sencillo y cuenta con un amplio aparcamiento, pero hay que tener en cuenta que la cala se encuentra rodeada de grandes hoteles por lo que la afluencia es elevada.

Como la mañana no acompañaba a animarnos a un baño, después de un paseo por la zona y unas cuantas fotos volvimos a coger el coche para irnos a Aigües Blanques. Se encuentra a unos 4 km de San Carles y a tan solo 10 minutos en coche de Santa Eulària. Recibe este nombre debido a la poca profundidad de la playa donde las olas la dejan cubierta de espuma blanca al romper.

Para llegar a ella hay que dejar el coche estacionado en un parking de arena habilitado y bajar caminando durante 10 minutos a la playa. Habíamos leído que se trata de una bonita lengua de arena en un entorno natural, con alrededores escarpados que han dificultado la edificación de viviendas o de otras construcciones, por ello ha mantenido este lugar salvaje.

Nosotros no pudimos apreciar ese encanto y las fotos que habíamos visto de la playa no se parecían en nada a la realidad. No sabemos si fue debido a que el día no estaba soleado o que este verano no le han dedicado especial atención a la playa y por eso estaba llena de algas.

Como detalles a tener en cuenta:

  • Es una de las playas nudistas oficiales de la isla de Ibiza (aunque se acepta a todo el mundo, practique o no el nudismo).
  • Debido al difícil acceso la playa no está masificada.
  • Es posible hacerse un baño de barro con un mineral de color grisáceo de los acantilados, que se le suponen propiedades regenerativas sobre la piel.
  • Además, un pequeño acantilado provoca que por la tarde no dé el sol en muchas zonas, así que hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar la visita.

Tampoco nos apeteció darnos un baño aquí, así que nos fuimos a Cala de San Vicente ubicada a diez minutos del pueblo de San Carlos. Una hermosa cala, característica por su mar increíblemente azul y por las impactantes vistas desde el acantilado según te vas aproximando por la carretera. El día empezaba a mejorar y estaba saliendo el sol, así que aparcamos el coche en un aparcamiento pegado a la playa y disfrutamos de lo que quedaba de mañana.

Habíamos leído que en el pintoresco pueblo de San Carlos, se encuentra el Bar Anita. Como por su ubicación nos pillaba de camino en nuestro regreso al hotel, paramos a comer y no dejamos pasar la oportunidad de disfrutar de su encanto. A pesar de que no se puede reservar, no tuvimos que esperar mucho para conseguir una mesa.

Aprovechando que la tarde seguía bastante nublada y ver el atardecer iba a ser complicado, nos fuimos a pasear por Dalt Vila. La antigua ciudad amurallada de Ibiza, Dalt Vila, se encuentra inscrita desde el año 1999 como Patrimonio Mundial de la Unesco.

El centro histórico se encuentra cerrado por unas imponentes murallas que se mantienen intactas, la mejor forma de conocerlo es a pie y con un calzado cómodo, para perderse por sus callejuelas adoquinadas y sinuosas, y descubrir sus rincones mágicos y sus estupendas vistas panorámicas.

Y entre sus callejuelas y rincones terminamos de disfrutar de otro maravilloso día en esta isla ♥.

Día 8 – Viernes 18/09/2020: Ibiza

Hoy le tocaba el turno al sur de la isla, teníamos marcados como “sitios que nos te puedes perder” algunos puntos y era nuestro penúltimo día, así que había que aprovechar el día.

Empezamos visitando Sa Caleta, ubicada en Sant Josep de Sa Talaia, es una cala de pescadores, rodeada de casetas varadero, que compone una de las postales típicas de Ibiza. Sus aguas son cristalinas y su fondo de piedras, aunque acceder al agua no resulta difícil gracias a los pequeños muelles donde atracan las embarcaciones.

Disfrutamos de la cala con total tranquilidad, ya que se encontraba totalmente vacía. Nos podríamos haber pasado toda la mañana entre los muelles, pero queríamos visitar muchos otros puntos.

El siguiente fue Es Bol Nou, una cala que se encuentra prácticamente pegada a Sa Caleta. Se trata de una playa pequeña, de arena fina y poco profunda por lo que hay que adentrarse mucho para que cubra.

En esta cala son también muy típicos los baños de barros, por lo que es fácil ver a gente embadurnándose la piel y el pelo con el barro arcilloso que cubre las rocas del final de la cala. Se dice que es como recibir un baño exfolitante y tonificante, que elimina hasta las picaduras de los mosquitos.

A la izquierda de la playa, sobre un acantilado, se ubica el Poblado Fenicio de Sa Caleta, del siglo VIII a.C. Hasta hace unas décadas, la zona tenía un uso militar, razón por la que se conservan las ruinas de un cuartel y de varios túneles que hacían de nidos de ametralladoras en la Guerra Civil Española.

Siguiendo con nuestra ruta nos fuimos a Es Jondal, una playa amplia, de cantos rodados pulidos por las olas del mar. Algunos de los chiringuitos más famosos de la isla se ubican aquí y han colocado pasarelas para facilitar el acceso al agua salvando las piedras, ya que una vez dentro la arena es fina.

El día no terminaba de estar soleado, así que como no nos apetecía darnos un baño, nos fuimos a Cala Carbó, una de las pequeñas playas con encanto del sur de la isla, en el interior de la Reserva Natural de Cala d´Hort, con aguas completamente transparentes.

Justo cuando estábamos en esta playa empezó a llover y no parecía que fuese a dejar de hacerlo, así que decidimos irnos a comer y a descansar al hotel.

Aunque seguía bastante nublado, nos fuimos a aprovechar la tarde, nos habían recomendado el paseo marítimo de Sant Antoni de Portmany, un pueblo orientado casi en su totalidad al turismo de ocio nocturno, por lo que este verano, marcado por el famoso virus, se encontraba prácticamente vacío, y con la mayoría de sus alojamientos cerrados.

Después de un precioso paseo por su pasarela de madera sobre el mar, vimos que estaba empezando a despejarse. Dicen que Es Vedrà tiene algo que atrapa, y debe de ser verdad, porque no dudamos un segundo en coger el coche y dirigirnos de nuevo a ver el atardecer desde un mirador con vistas al famoso islote. Como la anterior ubicación en la que estuvimos no nos había gustado buscamos otro punto desde el que poder contemplar la puesta de sol, con menos gente, en silencio y disfrutando de ese momento mágico.

Si os interesa este nuevo punto, únicamente hay que seguir las indicaciones que llevan a Cala d’Hort, y a mano izquierda según baja la carretera veréis un aparcamiento muy grande con una señal que indica prohibido pernoctar y acampar, pero sí está permitido el estacionamiento de vehículos.

Mirador Es Vedrà (Ibiza)

Día 9 – Sábado 19/09/2020: Ibiza – Madrid

Aunque era nuestro último día en la isla iba a ser un día inolvidable y muy especial porque ¡Rubén cumplía 30! y había que celebrarlo cómo se merecía.

Habíamos reservado para hoy dos playas al oeste de la isla para no tener que emplear mucho tiempo en desplazamientos. Empezamos por Cala d’Hort, una pequeña y coqueta cala, con unas vistas fantásticas al islote de Es Vedrà. La playa tiene arena fina en un extremo y es más rocosa en el otro, y a pesar de que es muy popular en verano, nosotros la encontramos prácticamente vacía y pudimos aparcar sin problema en un pequeño parking que hay enfrente del acceso a la cala.

Como de camino a nuestro siguiente punto nos pillaba de paso el mirador de Es Vedrà, volvimos a para para hacernos unas fotos (sí, ¡tercera vez que fuimos!) de recuerdo.

Mirador Es Vedrà (Ibiza)

Nuestra siguiente y última parada del viaje eran las Platges de Comte, tres zonas de playa conectadas y ubicadas en un entorno natural espectacular. Cuentan con preciosas aguas color azul turquesa y varias zonas diferentes a explorar. Es sin duda, ¡una de las mejores playas de la isla!

Hay dos extensiones de arena, una protegida por la costa rocosa y la otra por dunas de arena. Sus aguas son poco profundas, pero suele haber bastantes medusas, lo bueno es que como las aguas son transparentes es fácil ver si hay alguna cerca.

Ya no se puede aparcar directamente en la playa, el acceso está cerrado por una barrera, y únicamente se permite acceder a personas con movilidad reducida. Pero han habilitado un espacio grande para aparcar, que se sitúa a la izquierda antes de la barrera, a pocos minutos andando de las playas.

Estuvimos disfrutando de estas maravillosas playas y nos dimos nuestros últimos baños en esas aguas transparentes hasta que llegó la hora de la comida. Como era un día especial habíamos reservado una mesa en uno de los restaurantes que mejores vistas tienen a las playas, el restaurante S’Illa Des Bosc. Disfrutamos mucho de la comida y de las impagables vistas, Rubén sopló las velas para pedir un deseo y nos despedimos con un “hasta pronto” de las playas de Ibiza.

Restaurante S’Illa Des Bosc (Ibiza)

Volvimos al hotel para ducharnos y recoger el equipaje de la habitación, hicimos el check-out y nos pusimos rumbo al aeropuerto. Devolvimos el coche de alquiler y cogimos el avión de vuelta a Madrid con la maravillosa sensación de haber disfrutado de unas preciosas vacaciones contra todo pronóstico.

Transportes, Hoteles y Restaurantes

Balearia: Reservamos los billetes de ida y vuelta previamente para no tener que preocuparnos de buscar la oficina una vez llegásemos al puerto. Cuenta con una flota amplia de barcos, de diferentes tamaños en función de si se permite o no el acceso de vehículos. Ambos trayectos fueron cortos, cómodos y están bien organizados. El precio fue de 74€ (dos pasajeros i/v).

Formotor: Alquilamos una moto de 125 cc con baúl durante 4 días con seguro a todo riesgo. Tanto la recogida como la atención fueron muy buenas y no tuvimos ningún problema durante la estancia con la moto. El precio total fueron: 92€.

Centauro: Hicimos una reserva de un coche del Grupo A con recogida y devolución en el aeropuerto, con seguro a todo riesgo y cancelación gratuita. En el momento de recoger el vehículo no disponían de uno de la categoría que habíamos reservado y nos dieron uno superior automático. Desde la fecha de reserva hasta la fecha del viaje el importe total fue bajando, por lo que finalmente el precio fue de 85€ para 6 días.

Insotel Hotel Formentera Playa: Nos alojamos durante 3 noches con desayuno incluido. Elegimos una habitación tipo estudio que cuenta con una pequeña cocina donde poder preparar alguna cena rápida. La ubicación y las instalaciones son perfectas, sin embargo las habitaciones son bastante sencillas y un poco anticuadas. El desayuno muy completo y variado. Hay que tener en cuenta que el alojamiento en Formentera es muy escaso, por lo que los precios son elevados. Nosotros fue lo mejor que encontramos relación calidad-precio para nuestra estancia. Las 3 noches con desayuno incluido para 2 adultos nos costó 400€.

Amàre Beach Hotel Ibiza: Estuvimos alojados durante 5 noches con media pensión (desayuno + cena) en este hotel excepcional en todos los sentidos. Por suerte, nos cancelaron dos reservas previas en diferentes hoteles y finalmente acabamos reservando aquí, sin duda, en uno de los mejores hoteles en los que hemos estado. El hotel es nuevo, muy espacioso, decorado con mucho gusto y prestando atención en cada detalle. Las habitaciones grandes, luminosas y con todo lujo de detalles. El restaurante, tanto el desayuno como la cena, ofrecía una comida excepcional, no siendo el típico buffet de hotel y pudiendo disfrutar de platos a la carta. Las instalaciones cuidadas y limpias. Las piscinas cuentan con numerosas hamacas y camas muy confortables, música en directo y toallas de piscina limpias para cada uso. En resumen, ¡hotel de 4 estrellas que bien podría ser de 5! Las 5 noches con media pensión para 2 adultos fueron 913€.

Restaurante La Fragata: Uno de los restaurantes más recomendados de la isla. Muy buena opción para comer o cenar. Excelente comida y trato muy agradable en un enclave de ensueño. Los precios correctos, teniendo en cuenta el elevado precio de toda la isla. El precio de la cena fue de 52€ (pan con alioli, croquetas de bogavante, chopitos fritos, calamar a la plancha con verduras, postre y bebida).

Restaurant Sa Bresca: A pesar de ser el típico chiringuito de playa, su increíble ubicación le hace ser una opción perfecta para comer cuando se está disfrutando de un día de playa. Cuenta con una terraza a pie de playa con sombra. El precio fueron menos de 30€ la comida y bebida.

Bar Costa: Excepcional calidad a un buen precio. Toda su carta es fría, pero el embutido, el pan con tomate y el precio no te defraudará. No es posible reservar, por lo que hay que esperar hasta que se libere una mesa, aunque el tiempo de espera no suele ser muy alto. Comimos unos bocadillos y unos refrescos por unos 15€.

Bar Anita: Este bar tiene fama de ser el ‘bar hippie’ original de Ibiza, con una carta sencilla pero deliciosa y económica. Seguimos las recomendaciones del personal y pedimos algunos de sus platos típicos: fritá de pulpo, chorizos al infierno, sepia al ajillo y flan casero de postre. El precio fue de 23€ incluyendo la bebida.

Restaurante S’Illa Des Bosc: Restaurante muy recomendable por su ubicación y sus deliciosos arroces. Conviene reservar con tiempo ya que suele estar completo. Lo ideal es solicitar una mesa con buenas vistas en el momento de realizar la reserva. Si tenemos oportunidad es uno de los restaurantes a los que volveríamos. El precio de la comida fue de 57€ (pan con alioli, paella para 2, postres y bebida).


3 comentarios en “FORMENTERA E IBIZA

  1. Así da gusto cumplir años. ¡Me quiero ir ya! Además no tendría ni que molestarme en consultar nada. Lo das todo hecho. ¡Cuidado con el “copyright”. Más de una agencia va a calcar vuestro viaje. Estoy impaciente por leer el siguiente.

    Me gusta

  2. 🎉🎊Enhorabuena por este viaje a Formentera e Ibiza 🎉🎊 Una vez más un viaje maravilloso. Seguir disfrutando de los viajes y aprovechar vosotros que podéis. Ojalá estuviera en vuestra piel! Tamara no dejes de compartir en tu blog esas experiencias tan bonitas que vivís y esas fotos preciosas, que aunque no estemos allí, nos trasladan y podemos sentir lo que disfrutáis. Que tengáis mucha salud para seguir viajando y sigamos leyendo tu blog de viajes. Un abrazo muy fuerte para los dos! Os quiero Tamara y Rubén!

    Me gusta

  3. Leer la guía de vuestro viaje ha sido casi como acompañaros en el mismo. Con una mezcla de elegancia, sencillez, exhaustividad y pragmatismo, te permite conocer los detalles más precisos de un viaje apasionado y apasionante. Tamara, sabes no solo organizar, sino también contar de modo divertido e incluso poético las claves importantes para poder seguir tus pasos sin miedo a equivocarte y pudiendo disfrutar al máximo, rentabilizando tiempo y dinero. Muy útil todo lo aconsejado y todo lo desaconsejado. Maravillosas fotos… El único inconveniente es que probablemente las nuestras no sean tan buenas…jeje. Esta (sin necesidad de consultar nada más) será nuestra guía para visitar tanta belleza en Ibiza y Formentera. Mil gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close